6 AÑOS ANTES DEL DIAGNÓSTICO DE LINFOMA HODGKIN

Todo comenzó 6 años antes del diagnóstico de Linfoma Hodgkin, 2009 para ser específica. Una gripe que en cuestión de días se convirtió en neumonía; y es que el Linfoma es así, se camuflajea de distintas patologías antes de ser diagnosticado.

Durante esos años pasé por 4 neumonías, estuve a punto de un paro respiratorio, un año seguido dependiente de oxigeno en casa, alergias diversas, estafilococos, problemas de azúcar en la sangre, pie diabético, apnea del sueño, gripe H1N1 y la que finalmente dejó ver el tumor, la chicungunya.

70% del tumor extraído del mediastino
70% del tumor extraído del mediastino

Perdí la cuenta de las unidades de cuidados intensivos que visité, casi que tenía membresía especial en la clínica. Un tumor de 14cm en el mediastino, me practicaron un procedimiento con punción mediastínica guiada que no funcionó porque el tumor estaba muy profundo. Una toracotomía para extraer 70% de la masa, para ello hubo que romper 3 costillas, desprender mi seno izquierdo y terminar complicada con un derrame pleural. Entubada por el pulmón izquierdo 1 semana en cuidados intensivos.

Finalmente la biopsia arroja el diagnóstico de Linfoma Hodgkin que luego con el estadiaje se ubicaba en IV, yo la verdad no conocía nada de estos términos, ya después investigando un poco entendí que la enfermedad, cuyo foco estaba en el mediastino, se había diseminado en ambos pulmones y el hígado, lo que se traducía en una metástasis; pero que además todos esos años de estar tratada con asteroides las neumonías recurrentes, me degeneraron la cadera y eso me llevaría a una futura Artroplastia de cadera. En otros artículos te contaré cada una de ellas.

Esa cirugía de extirpación fue a finales de noviembre del año 2014, tuve que esperar la recuperación de la cicatriz, que fueron 100 grapas, para poder comenzar tratamiento. Esto se debe a que la quimioterapia destruye tanto las células malas como las buenas, bajando las defensas del cuerpo y dificultando la cicatrización de cualquier herida abierta.

Muchas personas me preguntan si haber pasado por tantos médicos y darse cuenta de que  era un cáncer significó negligencia? 

Mi respuesta es NO

Lamentablemente el Linfoma tiene esa característica, por ser un cáncer en los ganglios linfáticos, órganos estos que se encargan de combatir las infecciones y enfermedades de nuestro cuerpo, al estar afectados es muy fácil enfermar de otras cosas dirigiendo el foco a otro lado.

Hasta el momento no se ha encontrado una causa directa de esta enfermedad pero si está estrechamente vinculada a factores emocionales.

Los síntomas que tuve durante esos años fueron:

 

  1. Sudoración nocturna. Para la fecha cerca del diagnostico, las sudoraciones eran ya excesivas.
  2. Tos seca y frecuente.
  3. Cambios de peso sin explicación.
  4. Cansancio constante aun con reposo.
  5. Somnolencia.
  6. Sentía un grumo al tragar.

Hay síntomas que no se manifiestan en todos los casos, así como algunos que se le atribuyen también a otras patologías como por ejemplo la somnolencia en mi caso en la cual la Apnea del Sueño contribuía a ello.

También se da el caso de personas a quienes se le inflama el ganglio de manera notoria y tienen el aspecto de los lipomas.

Agradezco mucho tus comentarios si conoces de síntomas adicionales que no mencioné en el artículo, estaré encantada de leerte.

COMPARTE

Hecmyr La Rosa

Ayudo a otras personas a través de mis vivencias. El objetivo es que consigas en mis relatos herramientas suficientes que te permitan dar un paso más y entender que todo es parte de nuestra experiencia humana.

DONACIÓN

Si te gusta el contenido y lo encuentras útil, considera hacer una donación en PayPal que me ayudará a mantener este espacio ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al rellenar el formulario estás dando el consentimiento expreso al tratamiento de tus datos (guardar tu comentario y datos del formulario en el blog) conforme al Reglamento General  de Protección de Datos (RGPD).

El responsable de este sitio web es Hecmyr La Rosa, cuya finalidad es brindar información basada en experiencias de vida que puedan servirte de apoyo, con la legitimación de tu consentimiento otorgado en el formulario.

El destinatario de tus datos es GoDaddy Operating Company, LLC (el hosting de esta web, con domicilio en EE. UU y participa en el marco Privacy Shield entre la UE y los EE. UU.) podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación o supresión de tus datos(ver la política de privacidad)